Gastronomía en Oaxaca, deleita tu paladar con estos platillos.

A lo largo de los años, Oaxaca se ha distinguido por seguir dándole vida a sus tradiciones, festividades, sus colores y por supuesto su cocina. Adentrarse en el mundo de la gastronomía de este estado, es empaparse de un universo rico en diversidad de sabores.

A lo largo de los años, Oaxaca se ha distinguido por seguir dándole vida a sus tradiciones, festividades, sus colores y por supuesto su cocina. Adentrarse en el mundo de la gastronomía de este estado, es empaparse de un universo rico en diversidad de sabores.

La cultura gastronómica de Oaxaca ha preservado elementos de la cocina prehispánica, a tal grado de hacerlos propios, al igual que los procesos y una importante preferencia por el consumo local. No debemos olvidar que la intuición e imaginación son clave para dar color, aroma y sabor a esta cocina.

La gastronomía de Oaxaca, basa algunos nombre de sus platillos en los colores del mismo, como lo es el mole verde, colorado, negro y amarillo, que juntos recrean la famosa gama de los siete moles regionales.

Un dato importante que debes saber es que Oaxaca, produce sus propios quesos, como el famosos quesillo oaxaqueño, considerado como uno de los mejores del mundo, sus riquísimos chiles nativos, tales como los chihuacles rojos y negros, el orégano oaxaqueño que tienen una participación regular en los platillos de esta cocina.

Uno de los aspectos más sobresalientes de la comida de Oaxaca, es un interminable lista de antojitos locales, así como un gusto particular por los insectos y claro, sin dejar de mencionar al famoso gusano en el mezcal.

Todo esto se combina para crear una aventura increíble de sabores, colores, paisajes e historia que nos recuerdan a diario que la memoria del pasado seguirá vivo en cada una de nuestras costumbres.

Sin más, Oaxaca es un estado que a través de los años ha resaltado por su famoso mezcal, zonas culturales y festividades tradicionales como la Guelaguetza, y por eso, aquí tienes una lista de 7 platillos que no puedes dejar de probar.

comida de Oaxaca

¡Todo riquísimo!

Tlayudas, un imperdible de la cocina de Oaxaca.

La tlayuda es una tortilla de maíz convencional la cuál se deja dorar un poco más de lo acostumbrado, esta tortilla puede medir hasta 30 centímetros o más de diámetro. Tiene una base que puede ser de frijoles negros o refritos y encima una proteína al gusto, como carne, pollo, chorizo o longaniza.

La variedad de sabores y combinaciones en las tlayudas es infinita, por lo tanto es decisión de tu antojo comerla con mariscos, chapulines, nopales, frijoles, queso, pero eso sí, siempre acompañándolas de un buen mezcal.

Tlayuda de Oaxaca.

Sopa de guías, no te vayas de Oaxaca sin probarla.

Las guías en la gastronomía de Oaxaca, son tallos y puntas tiernas de algunas verduras como las calabazas o chayotes.

En esta sopa se suelen agregar choyoyotes, que son unas bolitas de masa tierna que se cuecen con el caldo, además llevan calabacitas, flor de calabaza y elotes.

sopa de Oaxaca

Chiles de agua rellenos de quesillo, deleite oaxaqueño.

Los chiles de agua son un chile típico de la región de Oaxaca, se rellenan de quesillo y se puede acompañar con otros sabores, como la carne, frijoles y un sinfín de verduras.

A través del tiempo, han existido algunas variaciones de este platillo, como cambiar el chile de agua por chile poblano, o rellenarlo con carne en vez de queso, pero sin duda, es un deleite para el paladar en cualquier presentación.

Chiles gastronomía

Tamal Oaxaqueño

Envuelto en una suave y delicada hoja que puede ser de plátano o de maíz, el pequeño y apetitoso cuerpo del tamal oaxaqueño lleva en su interior los más diversos sabores provenientes de las cocinas tradicionales de las comunidades del estado.
 
Podemos oler una exquisita mezcla de distintos aromas. El olor ahumado del mole negro, la dulzura del chocolate caliente y la frescura del camarón de la costa será testigo de las clases de preparación de los exquisitos tamales.

Tamales de Oaxaca.

Chapulines, lo más exótico en la comida de Oaxaca

Comer chapulines puede sonar un poco desagradable, sin embargo te aseguramos que al probarlos, serás testigo de unos de los sabores más ricos y exóticos de la comida de Oaxaca, su crujiente consistencia hace que cada platillo que se prepare con estos insectos resulte una experiencia deliciosa.

imagina agregar a una quesadilla convencional un poco de guacamole, lechuga, gotas de limón y para coronar un poco de chapulines que al morderla será un crunch espectacular para tu paladar.

La preparación de estos insectos varía, desde horneados, hasta asados, para añadirlos a platillos tan básicos como una quesadilla o tan tradicionales como una tlayuda.

¡No te vayas de Oaxaca sin probarlos!

chapulines

Mole

Sin duda uno de los platillos con más historia de Oaxaca.

En México el mole es tradición, preparado con unas salsas típicas preparadas con chile y especias como elementos básicos. En Oaxaca, existe una gran variedad de sabores y preparaciones para este platillo, sin embargo, uno de los más populares son el mole rojo y el verde.

No obstante, hay muchos más, entre los que destaca el mole negro, uno de los siete moles que se elaboran en el Estado de Oaxaca.  Este se prepara sobre todo en la región de los Valles Centrales; fuera de Oaxaca es más conocido como mole oaxaqueño. Tiene un sabor ligeramente picante, pero dulce. Es un plato muy común en diferentes fiestas y celebraciones, por ejemplo en el Día de Muertos.

Se suele servir acompañando a la carne de guajalote (pavo) o pollo, con tortillas o tlayudas (tortillas de maíz típicas de Oaxaca).

Mole negro

¿Qué fue lo que más se te antojo? No dejes de leer los siguientes blogs y descubre más sobre esta deliciosa comida.

Si quieres conocer más de Oaxaca, sigue leyendo:

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

También te podría interesar