Alebrijes oaxaqueños: criaturas mágicas para el mundo

Como salidos de un cuento plagado de fantasías, Pedro Linares López le dio a la cultura y artesanía mexicana unos seres que han traspasado las fronteras. Se trata de los alebrijes.

Como salidos de un cuento plagado de fantasías, Pedro Linares López le dio a la cultura y artesanía mexicana unos seres que han traspasado las fronteras. Se trata de los alebrijes. Se dice que a quien posee a una de estas fantásticas criaturas en su hogar, no le faltará la suerte y la felicidad siempre le acompañará con una de estas obras de arte.

¿Cómo nacen los alebrijes?

Imagen de alebrije oaxaqueño.

Imagen de AlejandroLinaresGarcia

Los alebrijes son considerados una de las artesanías más extravagantes y cotizadas por su gran originalidad. Animales fantásticos llenos de color, únicos y peculiares tanto como su origen. Pedro Linares era un artesano que se dedicaba a la cartonería en la Ciudad de México y le dio vida a estas hermosas criaturas en uno de los momentos más duros de su vida.

Un viaje entre dos mundos

Al contraer una enfermedad que lo tuvo al borde de la muerte, Pedro Linares cayó en un sueño profundo, tanto así, que su familia creyó que había muerto. En su velorio, despertó repentinamente y la suerte por fin le sonrió, regresando de ese sueño con la idea que lo llevara a la fama en todo el mundo.

Linares comenzó a describir que en ese estado de ausencia, se encontró en un bosque lleno de veredas en las que podía escuchar ruidos. Al querer descubrir de dónde provenían logró descubrir a estas criaturas que repetían la misma palabra: alebrije.

Estas extraordinarias figuras eran burros con alas, gallos con cuernos, y otros más alucinantes. En ese mismo sueño, apareció un hombre que le dijo que todavía no era su momento para permanecer en este mundo fantástico, lo que lo regresó a la vida.

Al tener las fuerzas necesarias, Pedro Linares empezó a recrear a estas criaturas empleando la técnica artesanal que él ya conocía, la cartonería y les dio el nombre con el cual hoy los conocemos, alebrijes, el mismo que estos fantásticos seres le repitieron constantemente en su travesía.

Esta artesanía no es tan antigua como podría pensarse, ya que vieron la luz a mediados del siglo XX, llegando a ser tan populares que en el año de 1990, se le otorgó el Premio Nacional de Ciencias y Arte. Finalmente murió dos años después a la edad de 82 años.

Estas fantásticas criaturas se popularizaron rápidamente, pero es en el estado de Oaxaca donde han alcanzado el máximo esplendor. Los artesanos de San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete, se dedican principalmente a la elaboración de los alebrijes, que a diferencia de su creador, han empleado madera de copal logrando tallados de excepcional belleza y misticismo.

Cada alebrije es único, pues no se hacen con un molde prefabricado, por lo que cada persona que tiene una de estas figuras, cuenta con algo irrepetible, siendo producto exclusivo de la imaginación de cada creador que realiza una pieza.

Imagen de dos alebrijes de tamaño monumental.

Imagen de Gzzz

Alebrijes oaxaqueños: misticismo lleno de color y significado

Los alebrijes de Oaxaca son sumamente valorados en nuestro país y en el mundo entero, ya que su originalidad y técnica creativa, los convierte en obras de arte de primer nivel.

Estos seres surrealistas cada vez están más presentes en el colectivo cultural y social, puesto que se organizan desfiles con figuras de tamaño monumental en el que se pueden apreciar sus colores y detalles grabados logrando conmover a la sociedad.

Como sucede con otras expresiones artísticas, los alebrijes han traspasado su forma natural, llegando a ser plasmados en murales urbanos, incluso han llegado al cine mostrando esta esencia mexicana como sucede en la película Coco, siendo una de las figuras que ayuda a transitar el mundo de los vivos y los muertos tal y como le sucedió al padre de estos seres fantásticos, Pedro Linares.

Imágenes de diferentes tipos de alebrijes.

Imagen de Inakiherrasti

¿Cuál es el significado de los alebrijes?

Se cree que los alebrijes ayudan a ahuyentar a los malos espíritus, sobre todo aquellos que parecen más “abominables”. Estas figuras se consideran artesanías que atraen la buena suerte. En la cultura zapoteca, se tiene la creencia de cada uno de nosotros nace con la compañía de un nahual o alebrije que nos acompañará durante toda nuestra vida.

 En la creación de los alebrijes nada es al azar, ya que cada color que lleve esta artesanía tiene un significado:

El verde representa a la naturaleza, la empatía.

El rosa simboliza al amor.

El naranja ayuda a liberar todas las emociones negativas.

El amarillo ayuda a expresar nuestros sentimientos, la alegría y también el lujo.

El azul representa la tranquilidad.

El café nos ayuda a conectarnos con la madre tierra y los animales.

Artesano trabajando en la pintura de un alebrije.

Imagen de Kaari Hart

Una pieza de mucho valor

Estas artesanías son sumamente valoradas y en el extranjero llegan a alcanzar un valor económico realmente elevado. En nuestro país, tenemos la fortuna de poderlas encontrar en los tianguis y mercados de artesanías con gran facilidad.

Ya sea cierta o no la leyenda que los envuelve y los hace realmente místicos, bien vale el gusto de adquirir una de estas figuras para tenerla en casa y por qué no, regalar una y desear la protección y suerte de quienes queremos.

Te invitamos a que recorras:

La ruta del elíxir de los dioses: el mezcal.

Y te damos 21 razones maravillosas para visitar Oaxaca | Visita México

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

También te podría interesar